14 Mayo 2012   |   Ergonomía   |   0 Comentarios

PAUTAS A SEGUIR EN LA SELECCIÓN DE SU SILLA

PAUTAS A SEGUIR EN LA SELECCIÓN DE SU SILLA

Contemplar, por este orden, los siguientes valores: eficacia, confort/comodidad y estética.

Utilizar como referentes para determinar las medidas operativas del mobiliario, la antropometría, y en consecuencia, la ergonomía, en vez de la ofimática y de otros aparatos propios de una oficina.

Tener en cuenta las costumbres y los usos cotidianos, propios del personal que utiliza dichos espacios, en vez de las actividades puntuales o transitorias.

Priorizar las operativas estándares de cada puesto de trabajo, en vez de las actividades realizadas por personas concretas, identificables.

Seguir el protocolo propio de la corporación y de su actividad, por encima de las coyunturas puntuales.

Aplicar la perspectiva de género, previendo los puestos de trabajo, como mínimo, al 50%. En cualquier caso, siempre hay que hacer una discriminación positiva a favor del sexo/género que más inconvenientes encuentra por su propia idiosincrasia y anatomía, como es el femenino.

Respecto de la calidad de los materiales, cabe hacer hincapié  en su limpieza y mantenimiento. Otros aspectos puntuales son la seguridad de su uso por parte de terceros y la propia integridad de cada mueble. No hemos de olvidar otros aspectos cualitativos como son:

- Que todos los espacios, y su mobiliario, deben ser dinámicos y versátiles.
- Hemos de intentar crear espacios  ”2.5”, es decir: Zonas de trabajo en las que desarrollar una actividad resulte realmente  agradable y que faciliten la comunicación interpersonal entre las distintas áreas de acción, creando, a la vez, espacios de encuentro.
- El origen del diseño y de la producción. El suministro y la reposición.
- El perfil ecológico de cada modelo.

0 Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado ni divulgado. Es necesario rellenar todos los campos.