Listado de entradas / El blog de ergonomía - Siéntate bien

15 de Septiembre de 2016

"SENTARSE EN MOVIMIENTO". "REPOSICIONEMOS NUESTRO ESQUELETO"

Nunca encontraremos una fórmula perfecta para sentarse, ya que sentarse no es una postura propia de los humanos. Estamos diseñados para caminar. (3 a 4 Km / h)

Sentarse en "posición de 4" provoca una cifosis lumbar aumentando en un 40% la sobrecarga de la columna, tensando la musculatura y los ligamentos posteriores, respecto de la posición de estar de pie.

Intentar mantener una postura estática correcta es inútil y perjudicial. Toda la musculatura se acaba tensando y provoca rigidez, con la consecuente sensación de dolor. Sólo podemos adoptar un modo de sentarse estático, y que a la vez nos sea lo más confortable y cómodo posible, cuando tengamos que hacer una actividad donde nos haga falta una sujeción específica para realizarla y, a la vez, protección para prever un posible impacto. (Coche)

Para sentarse, nunca encontraremos la posición adecuada. En el cine, cuando empezamos a ver la película, adoptamos la postura ideal, pero al cabo de 20 minutos ya la hemos modificado. Entonces, esta nueva postura nos parece que es la perfecta. Esto mismo nos pasa cuando dormimos. "Con lo bien que nos sentimos en el momento de echarnos en la cama cuando tenemos sueño, y aún mejor nos encontramos cuando, después de un rato, cambiamos de posición, momento idóneo para conciliar el sueño" -.

"Los científicos nórdicos que desarrollaron los actuales preceptos de la ergonomía del sentarse, cuando les preguntaban cuál es la mejor posición para sentarse, respondían: la siguiente. Es decir, el hecho de cambiar de posición. El movimiento rectifica nuestro esqueleto. Sentarse en movimiento es la mejor fórmula.

Las actuales sillas están pensadas no sólo para sentarse confortablemente de forma "pasiva", sino que, aparte de proporcionarnos una correcta postura - la cual siempre acabaremos modificando erróneamente, ya que iremos redondeándonos, tergiversando el diseño de la nuestra columna -, facilitan el cambio constante. Esto significa que constantemente podemos estar rectificando las posiciones estáticas de nuestro esqueleto, aliviando la carga de las articulaciones (básicamente las vértebras de la columna) y estimulando la actividad de la estructura muscular. Por el contrario, la alternativa sería levantarse y andar.

Hablando de movimiento, el toque de atención del "niño siéntate bien y estate quieto" es una incongruencia ergonómica. Sentarse recto (90º) y mantener una postura estática, provoca estrés musculo-esquelético y perjudica la salud. Las normas de urbanidad y las convicciones sociales no tienen referentes en el ámbito ergonómico.

 

 

0 Comentarios
Deje su comentario
Su email no será publicado ni divulgado. * Es necesario que rellene todos los campos.