Listado de entradas / El blog de ergonomía - Siéntate bien

19 de Septiembre de 2014

Ergonomía para los más pequeños

Disponer de una silla ergonómica es fundamental para acostumbrar a los niños a mantener una buena postura durante las horas de estudio

Ergonomía para los más pequeños

A los cinco años es cuando los niños empiezan a imitar las posiciones y las actitudes de los adultos. Casualmente, es en esta edad cuando la curvatura de la columna vertebral adopta la característica forma de S, y el momento en que hay que intentar evitar que los niños y niñas adquieran malos hábitos posturales.

A pesar de la importancia de aprender a sentarse correctamente desde pequeño, el desconocimiento hace que, para muchos padres, la educación corporal se base en expresiones como: "Siéntate bien y estate quieto!", "No pongas los codos en mesa "o" Si no paras de moverte, como te quieres concentrar? ".

A pesar de las buenas intenciones de los adultos, estas órdenes son un contrasentido, una incongruencia anatómica y ergonómica. El movimiento espontáneo de los niños responde a las necesidades de desarrollo de su cuerpo y de su estado mental y emocional y de las actividades que realicen en cada momento. Concentrarnos adoptando posturas incorrectas y pasivas, es decir, sin rectificarlas de forma oportuna, sólo lo hacemos los adultos. Esta inactividad (el no corregir constantemente las posiciones estáticas) produce, como consecuencia, estrés musculoesquelético, el cual termina convirtiéndose en las pertinentes dolencias anatómicas. Los niños, aunque no se movieran tanto, no se resentirían en la medida que nos pasa a los adultos. En cierto modo, la clave de una buena postura se basa en la conjunción de dos elementos aparentemente contrarios: sentarse y moverse. Estar sentados nos facilita la concentración. El movimiento nos relaja. Es por ello que disponer de una silla ergonómica puede marcar una gran diferencia en la calidad de vida.

Desafortunadamente, no existen muchas sillas pensadas para la ergonomía infantil. La relación silla-mesa no se corresponde a los menores de 160 cm de altura y esto provoca que, a menudo, las criaturas no toquen de pies en el suelo ni puedan apoyar correctamente los antebrazos en la mesa, dos de los requisitos fundamentales para sentarse de forma adecuada.

Dentro de nuestra línea ergonodinamic, y con el objetivo de dar respuesta a esta problemática, Ergonomika presenta una selección de sillas adaptadas a las necesidades ergonómicas y anatómicas de los niños que evitan las posturas forzadas y, al mismo tiempo, pasivas.

Sin embargo, dentro de la gama de “VARIER”, disponemos de modelos que -aunque no respondan a las características de la ortodoxia de la ergonomía clásica- aportan alternativas muy válidas para una buena educación postural, como son el modelo "Variable" (posición de rodillas) y el taburete "Move".

Consejos para sentarse correctamente

- Las rodillas deben estar dobladas en un ángulo igual o inferior a 90 º. Los pies deben tocar el suelo. Si es necesario, se debe utilizar un reposapiés.

- Los glúteos deben quedar bien apoyados en la parte posterior del asiento, cerca del respaldo

- El tronco debe estar recto y ligeramente inclinado hacia adelante, marcando la curvatura lumbar. Esta posición también se puede conseguir en asientos sin respaldo.

- La tabla debe quedar a la altura de los codos flexionados, y los antebrazos, apoyados en la mesa.

- Es muy importante cambiar de postura con frecuencia, levantarse y andar cada 35-40 minutos, o bien disponer de una silla ergonómica con la que se pueda realizar un estiramiento.

 

0 Comentarios
Deje su comentario
Su email no será publicado ni divulgado. * Es necesario que rellene todos los campos.